04 septiembre 2013

LOS HEREDEROS

 

En otras casas cuando los padres hablan de su hija con otras personas dicen la nena esto, la nena lo otro; en la mía es "la heredera".
No tiene nada que ver con dinero ni con lo que heredará (si se lo merece). Todo empezó como una broma y se ha convertido en costumbre.

Pues bien, hoy hablaremos de los herederos.

Shoot the moon (Anne Geddes)

Antes de nada, tengo un consejo para todos aquellos padres y madres que se quejan de la guerra que dan sus hijos en vacaciones: disfrutad de ellos todos los momentos que podáis. 

Tempus fugit. El tiempo pasa tan deprisa que cuando vengáis a daros cuenta ya no estarán o estarán haciendo su vida como si vivieran en un hotel aunque sigan en casa, y, para colmo, gratis, que no sé qué es peor.

La heredera pertenece al primer grupo; es decir, vive en otro piso nuestro (casi gratis porque solo paga los gastos; que ya es suerte, tal y como está la vida). Pero no está contenta. Hay una especie de vacío en su vida (?) 
No tiene claro qué quiere hacer aunque ya ha pasado por un par de trabajos muy diferentes, ninguno relacionado directamente con sus estudios universitarios (??) 
Sí parece tener claro lo que no quiere hacer: trabajar en lo que estudió (???)

Yo me levanto a veces muy cansada, más que cuando me acosté; con muy pocas ganas de enfrentarme a un nuevo día, harta de algunos problemas a los que debo enfrentarme una y otra vez, pero gracias al sentido de la responsabilidad que mi padre me inculcó sigo adelante.
No me atrinchero en ese "no puedo" que cada vez utiliza más gente como excusa.
Es verdad que a mí mi trabajo me da vida, me renueva, me hace olvidar las penas durante unas horas y me hace reír y aprender cosas nuevas de los que me rodean cada día. 

Estoy convencida de que los padres de mi generación no hemos educado del todo bien. Hemos facilitado tanto la vida a nuestros vástagos que estos son los resultados. 
No me consuela saber que lo hemos hecho con buena intención.
Hay demasiados jóvenes convencidos de que tienen derecho a casi todo, ya: a divertirse ahora, porque si no lo hacen ahora, ¿cuándo?; a viajar, aunque ese dinero deberían dedicarlo a pagar otras cosas que quisieron tener; a independizarse, aunque sus ingresos sean insuficientes; a... 

Gracias, papá, porque me hiciste ver que los deseos van por detrás de las obligaciones y de las responsabilidades. Porque me enseñaste que si deseas algo y te cuesta mucho tiempo y esfuerzo conseguirlo, cuando lo obtienes te sientes genial y lo valoras.


Porque te sentías orgulloso de lo que habías sido de joven y de lo que conseguiste en la vida y me lo contabas. Porque me quisiste tanto.
Por todo ello te recuerdo y te añoro. Menos mal que hablo contigo cada día.

¿A quién le importa lo que opinen los demás?



Ya sé que, a veces, cuesta, pero ¡sed felices!

*Si te gusta esto, apúntate en Amigos que me leen.


16 comentarios:

  1. Hola amiga. Yo también suelo decir a quienes me rodean que Sean Felices, y si para ello tengo que meterme a la cocina y hacer unos dulces, pues los hago. A continuación se los regalo y les digo: "para endulzaros la vida" y es que bastante amarga es de por sí. Cada día es una oportunidad nueva para ser feliz, y cada mañana hemos de levantarnos con la obligación, por lo menos, de intentarlo. Como mínimo, hay que morir en el intento.
    Muchos besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puri, qué suerte para los que te rodean tenerte cerca.
      Les endulzas la vida con palabras porque eres positiva, y, además, utilizas ¡cómo no! tus armas culinarias.
      Para otros son muy importantes "tus besicos".
      Un abrazo muy cariñoso.

      Eliminar
  2. Anónimo6/9/13 17:57

    Tengo dos hijos pequeños y voy a poner en práctica tu consejo. Voy a dejar de quejarme cuando se pelean y aprovechare todos los ratos que pueda.Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te arrepentirás. El tiempo pasa tan rápido...
      Bss

      Eliminar
  3. Anónimo6/9/13 18:17

    lo que más me ha gustado es ver cuánto querías a tu padre.Ojalá nuestros hijos digan esas cosas de nosotros cuando no estemos aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La relación entre los dos siempre fue especial.Solo tengo un pesar:no haberle dicho muchas más veces cuánto le quería y cuánto valoraba toda su ayuda.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  4. Soy Marta de Madrid. Te leo pero no suelo comentar casi nunca en ningún blog.
    Hoy lo hago pk he leido este post a mi padre y se ha emocionado tanto k me ha obligado a escribirte para contarte lo siguiente.
    Dice k ojalá yo diga cosas así de él cuando ya no esté con nosotros.
    En realidad, se lo voy enviando a varias personas.Es precioso ver cuánto le quieres.
    No es que no importe lo que piensen los demás, es que muchos pensamos que debes seguir haciéndolo y queremos que lo sepas.
    Un abrazo de parte de toda mi familia.



    ResponderEliminar
  5. Gracias por vuestro apoyo.Es reconfortante saber k otras personas te entienden aunque no te conozcan.
    Disfruta mucho de tu padre.Dile k hoy le contaré al mío todo esto.
    Un abrazo muy cariñoso.

    ResponderEliminar
  6. Yo sólo le vi en una ocasión, y el pobre hombre venía del dentista y le dolía la boca.Me recibió con la mayor gentileza, se esforzó mucho para no apurarnos con su dolor y , lo que más claramente recuerdo, parecía explotar de orgullo cuando hablaba de su hija y con su hija.
    Su hospitalidad hizo que me sintiera en mi casa.
    Yo también le recuerdo.

    ResponderEliminar
  7. No tengo palabras. Gracias por estar siempre ahí.
    Bss

    ResponderEliminar
  8. Anónimo1/11/13 0:35

    Soy mayor que tú o por lo menos tengo herederos mayores que la tuya.
    Confía en ella, antes o después se centrará.
    Envidio la relación que tuviste con tu padre, seguro que él os ayuda desde donde esté.
    Bss, Utopía

    ResponderEliminar
  9. Creo k algo debe estar haciendo porque las cosas han empezado a mejorar.
    No me extraña que te guste. La relación que había entre mi padre y yo era muy especial. Le agradezco su amor y su apoyo cada noche.
    Un abrazo muy cariñoso.

    ResponderEliminar
  10. Este post....me ha recordado a mi hermano!!! quizás algo mayor que tu "heredera" quizás en la misma franja de edad...pero las respuestas...parecen dadas por el juas
    Paciencia querida...paciencia!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aseguro que lo intento.
      Gracias por pasarte y comentar.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Nose como llegue acá, pero me quede prendad de esta entrada, muy profunda y tiene tanto sentido. la vida pas tan rápido que no tes cuenta cuando los hijos crecieron, y ya no son tan dependientes de ti, y duele la lejanía, ya quisiera que se quedaran pequeñitos para siempre, me atormenta pensar que mi hijo regalón algún día se irá. Este tema da para mucho, espero una nueva entrada.
    Bendiciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se trata de que se vayan. Claro que llega un momento en que se van porque deben hacer su vida. El tema es que que acepten la responsabilidad de cada momento de su vida.
      Disfruta mucho de tu hijo.
      Me ha gustado mucho verte por aquí, ésta es tu casa.
      Un abrazo desde el norte de España.

      Eliminar

Gracias por tu comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...